viernes, 12 de diciembre de 2014

CAPÍTULO II Los esfuerzos conscientes

CAPÍTULO II



El lenguaje utilizado en esta sección es un esfuerzo por resumir en forma tan simple como fue posible un esquema de la Enseñanza de G.I. Gurdjieff que puede servir como marco teórico introductorio para las personas que por primera vez se aproximan a esa propuesta evolutiva.

El desarrollo posterior de este escrito presenta una propuesta totalmente novedosa en su forma práctica, que no proviene de la ortodoxia propia de las enseñanzas de Gurdjieff, por lo que cualquier error que se cometa no podrá ser atribuible a esa Enseñanza por ser una propuesta de nuevo cuño creada y desarrollada por el autor.

También se utilizarán como referencia conceptos expuestos por Carlos Castaneda, en la medida en que puedan resultar de utilidad para una mejor comprensión de los ejercicios que se proponen en este trabajo.

PAPEL DE LOS ESFUERZOS CONSCIENTES EN LA GENERACIÓN DEL CUERPO ASTRAL.

El ser humano puede desarrollarse automáticamente para nacer, crecer, reproducirse y morir. Y esto puede ser realizado en forma automática sin requerir la participación de algún esfuerzo consciente, es decir, la vida completa puede acontecerle al ser humano sin que se de cuenta de que todo le sucedió en forma azarosa (aunque por momentos puede tener destellos momentáneos de estar viviendo en esta pavorosa situación). Vivimos nuestras vidas completas en un estado de automatismo tal que puede describirse simbólicamente como el hecho de “vivir dormidos”.

La ayuda armónica de la naturaleza impulsa el desarrollo del ser humano, hasta ese nivel de vida biológica que puede fluir sin la presencia de algún esfuerzo consciente. Pero existen algunas personas que intuyen la existencia y posibilidad de lograr vivir con otro nivel más elevado de conciencia. De entre estas, la mayor parte de la gente que en algun momento se dio cuenta de la posibilidad de lograr ese más elevado nivel,  vuelve a la comodidad de su automatismo tranquilizador, y solo unas pocas personas comienzan a pensar seriamente en lo que sería una Consciencia Superior y en la forma de lograrlo.

En ese estadío, el hombre se tropieza con el inconveniente (histórico ya) de la ignorancia general sobre un método seguro, confiable, bien probado y no dogmático que le permita vivir más conscientemente, para no continuar viviendo en los habituales estados de vigilia caracterizados por sus reacciones psicoemocionales automáticas es decir, tan mecánicas como pueden ser  las reacciones de máquinas o las de maravillosos mamíferos sin conciencia.

En este trabajo se presenta en forma esquemática, sencilla y clara; el plan de acción, los pasos a seguir para lograr vivir Conscientemente y para formar un cuerpo astral que nos permita conectarnos a las funciones emocionales e intelectuales superiores que le son posibles al ser humano.

Plan que podría resumirse en su forma más simple, de la siguiente manera:

A partir de poseer una completa y equilibrada salud, física, emocional e intelectual. Se iniciará con ejercicios para estar conscientes de sí mismos el mayor tiempo posible, a estos esfuerzos iniciales, les llamamos “el primer choque consciente”. Con la energía fina (energía adicional que no se genera automáticamente en el organismo) que se logra de este primer esfuerzo, se continúa al paso siguiente que implica la transmutación de las emociones negativas, a este segundo esfuerzo consciente se le llama “Segundo choque consciente”. El proceso puede requerir muchos años e inclusive toda una vida de práctica constante. El tercer choque consciente está relacionado con la transformación la energía sexual en su uso no reproductivo.

El plan a seguir es muy simple, lo que complica todo es el hecho de que tiene que ser vivido, en una vida llena de constantes esfuerzos conscientes y el hombre que ha vivido todo el tiempo en forma mecánica, desafortunadamente no posee la voluntad requerida para hacerlo, no tiene control sobre su propia atención, no posee un yo permanente que pueda tomar decisiones que involucren la totalidad de su ser para dedicarse toda la vida a un mismo y definido propósito. Y es en ese punto de nuestro automatismo, desde donde iniciamos todos  el trabajo evolutivo que esta propuesta implica, para lo cual se hace necesaria la ayuda de un grupo de seres que busquen en la misma dirección y bajo la guía de un instructor que ya ha vivido a plenitud ese sistema, es importante señalar que en esta Enseñanza no hay gurúes ni “Maestros”, solamente estudiantes más experimentados que sirven de instructores. A estos últimos habrá que buscarlos en el seno de los grupos del Sr. Gurdjieff que se han mantenido en la ortodoxia de la práctica constante y habrá de tenerse el cuidado suficiente para no caer en manos de simuladores ni de superficiales imitadores.


*
* *



Las enseñanzas de Gurdjieff señalan con precisión matemática, el desarrollo de las octavas en el conjunto universal. Y nos ofrece una detallada secuencia lógica de la alquimia evolutiva del ser humano.

En la explicación detallada para el ser humano del cómo lograr la formación del “cuerpo astral” *  nos ofrece con lujo de detalles el procedimiento preciso para realizar con una práctica sistemática y disciplinada el  desarrollo de las energías para ese monumental logro, disminuyendo considerablemente la posibilidad de perdernos en lucubraciones intelectuales e imaginativas, evitando misteriosos simbolismos carentes de lógica. De tal manera que nuestros esfuerzos conscientes no se pierdan en la vacuidad de lo inoperante o la vana abstracción intelectual.       

    * (Cuando menciono el cuerpo astral, lo hago en el sentido en que lo maneja Gurdjieff en la obra: “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida”, autor P. Ouspensky, pags. 58, 67,  68 y 69 del Capitulo II, también pags. 84, 85 del Capítulo III, pags. 243, 261, 262 del Capítulo XI, pags. 336, 337 Capítulo XII  Ed. Hachette, 1972.)

A partir de la reconstrucción de las enseñanzas de la Hermandad Sarmung cuyos fragmentos fueron conservados en Asia central, George Ivanovitch Gurdjieff dió a conocer toda una serie de procedimientos, técnicas e ideas que hacen posible el desarrollo armónico del hombre hasta la creación del cuerpo astral y los otros cuerpos superiores. Uno de sus más brillantes discípulos de nombre Peter Ouspensky difundió por escrito la estructura básica de ese sistema al cual finalmente denominaron como: “La Enseñanza”. A la práctica vivencial de la Enseñanza se le denomina simplemente con la palabra “Trabajo”.

La característica principal de ese corpus de ideas está marcada por el hecho de que “La Enseñanza” no está diseñada para estudiarse con la finalidad de ser entendida intelectualmente; “La Enseñanza” tiene que vivirse con la totalidad del ser. Leer sobre ella sin experimentarla vivencialmente lleva en el mejor de los casos hacia la erudición, pero no a la sabiduría ni a la comprensión. Este requisito es lo que provoca que para el observador netamente intelectual, las enseñanzas de Gurdjieff puedan parecer  inasequibles, confusas, incomprensibles o misteriosas. El abordaje puramente mental de esta Enseñanza puede conducir a excesos imaginativos de abstracción, por lo tanto es importante e indispensable vivirla día a día, para poder comprender su lógica estructura y comprobar cómo su práctica constante lleva al progreso evolutivo y a la ampliación de la consciencia.

EL SEGUNDO CHOQUE CONSCIENTE

En este escrito abordo con un poco más de amplitud el tema particular de la herramienta evolutiva que se conoce como “El Segundo Choque Conciente” dentro del sistema expuesto por G.I. Gurdjieff, con el objetivo de aportar nuevas ideas y sencillos ejercicios prácticos que conduzcan hacia una mayor claridad del tema, subsanando la carencia original de escritos históricos sobre este concepto específico. Las ideas y ejercicios propuestos más adelante en estos escritos, son el fruto de 40 años de investigación y verificación por parte del autor en el cual el trabajo de campo se realizó en la vida cotidiana sobretodo fuera del ámbito geográfico de “los grupos de la Enseñanza” con la participación de algunas docenas de nobles y compasivos individuos dedicados a la salud humana que decidieron adentrarse en el conocimiento profundo de sus propias funciones emocionales.

Para entender la fundamentación teórica de los procesos aquí señalados resulta indispensable el estudio, cuando menos, del libro “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida” de P. Ouspensky, por lo que se recomienda su lectura.

Por lo pronto para todos los que no han estudiado esas enseñanzas, en un esfuerzo para ofrecerles un esquema general del sistema propuesto por G.I. Gurdjieff con palabras simples les puedo decir lo siguiente:

El universo completo se considera dividido energéticamente en diferentes escalas o niveles evolutivos expresados en grupos representativos de leyes cósmicas bajo el nombre de octavas. Se consideran para nuestro universo, en forma simplificada tres grandes “Octavas del Rayo de Creación”:

·         Una que abarca las leyes desde el Absoluto hasta el Sol,
·         otra que se desarrolla desde el Sol hasta la Tierra y
·         la última que va desde la Tierra hasta la Luna.

En la obra de P. Ouspensky mencionada anteriormente se da la explicación de las diferentes cualidades de las energías y densidades de materia dentro de esos procesos. Para finalmente señalar con precisión el papel que juegan las diferentes energías en la escala de una bioquímica que podría parecer para el nivel actual de la ciencia humana, un proceso de alquimia cósmica que utiliza palabras conocidas para explicar procesos energéticos totalmente desconocidos por la ciencia moderna. Y nos ofrece una explicación detallada de la aplicación precisa de ciertas leyes universales (la de las octavas y la de tres) como marco teórico para que la mente racional entienda la pertinencia, precisión y veracidad del método evolutivo del ser, que nos propone. Siempre advirtiéndonos que no debemos creer ciegamente nada que no hayamos comprobado personalmente. Simplemente sirve la explicación lógica del proceso para establecer una inicial confianza intelectual de su coherencia, como para lograr que lo experimentemos con la totalidad funcional del ser para constatar o no su veracidad.

Gurdjieff también nos sugiere que la escala musical tal como la conocemos actualmente, proviene de un antiquísimo conocimiento y fue reintroducida en la sociedad hace unos siglos como una guía de la Ley de las Octavas que permite un referente común para la explicación y estudio de las leyes que rigen todos los procesos dentro del universo. De tal manera que su uso nos ayuda a entender el desarrollo de las energías en el universo entero. De ahí nos explica el funcionamiento de la transformación de las energías en el interior del ser humano en su estado actual y el mecanismo preciso para llegar hasta el límite máximo de las posibilidades humanas en la transformación y aprovechamiento consciente de las mismas a fin de dar nacimiento al “cuerpo astral” y conectarnos con lo que el llamó las funciones intelectuales y emocionales superiores.

Nos plantea que el ser humano se nutre de tres tipos distintos de alimento, que corresponden a tres tipos distintos de energía que nos nutren, siendo estos:

·         La comida y el agua,
·         El aire que respiramos y
·         Las impresiones que percibimos.

Describe como cada uno de estos tres “alimentos” o nutrientes están también regidos en su funcionamiento por la Ley de Octavas, y como corresponden cada uno a vibraciones o energías cada vez más finas. Es decir, cada uno de estos alimentos corresponde a una octava distinta, cada una más elevada que la otra. Señala que lamentablemente el ser humano no aprovecha todo el potencial energético que ofrecen el aire y las impresiones.

Nos explica paso a paso como el primer alimento representado por la comida y el agua, inician y terminan su desarrollo como octava desde el inicio hasta el final completando la totalidad de su transformación energética.* 

Luego indica como el aire (segundo “alimento”) evoluciona solo parcialmente en su proceso sin completar la totalidad de las posibilidades energéticas que tiene como nutriente.**


Finalmente nos indica que el nutriente representado por las impresiones que recibimos, entra al organismo y ni siquiera se inicia su transformación energética, desperdiciándose la posibilidad de obtener una energía de mayor calidad como resultado de su completo “metabolismo”. ***

*(Octava correspondiente a la transición desde un Do hasta un Si.)

**(Entrando como Do y llegando solamente hasta su correspondiente Re. Quedando detenida y  pendiente su posible evolución posterior.)

***(una fuerza Do y ahí se detiene su desarrollo automático.)


Para los interesados en obtener mayor detalle y precisión se recomienda consultar la Figura 36 que está en la página 250 en el Capítulo IX del libro “Fragmentos de una Enseñanza Desconocida” de P. Ouspensky impreso en 1972 por editorial Hachette.

Y como existe la posibilidad real de completar el desarrollo de esos procesos nutricios, para obtener las energías más elevadas que le son posibles al ser humano, se explica que es indispensable añadir algunos esfuerzos conscientes que proporcionen los impulsos necesarios de conformidad con las Leyes Universales antes mencionadas. Estos impulsos adicionales se conocen con los nombres de primero, segundo y tercer choque consciente.

1)      El “primer choque consciente” es un esfuerzo de la persona que consiste en el «recuerdo de sí» y en la «observación de las impresiones» que se reciben. Provocando simultáneamente:

a)      la transformación de la energía  de las impresiones hasta un nivel de las mismas (aunque todavía es sólo una parte de su posible desarrollo) que hacen posible la manifestación de exquisitas, placenteras y finas funciones del ser que sin este impulso es casi imposible sentirlas.

b)      La continuidad de la transformación, que se había detenido, de la energía  del nutriente aire, hasta el límite final de su posible transformación.

2)      El “segundo choque consciente”, se debe realizar sobre las emociones y particularmente sobre las nuevas e insólitas energías producidas gracias al primer choque consciente.

3)      El “tercer choque consciente”, se realiza impregnando de la vibración de la energía sexual, todas y cada una de las células del cuerpo físico.


*
*   *


El primer choque consciente aplicado sobre las impresiones que el ser humano percibe, transforma la energía aportada por las impresiones, al grado de producir  nuevas energías más finas en el organismo que posibilitan la manifestación de emociones mas “elevadas” y el funcionamiento con vibraciones (las de Hidrógenos 6) mucho más finas, de las emociones (mi 12 de la octava de las impresiones y fa 6 de la octava de la respiración).

Y es sobre estas emociones de energía más fina, sobre la que se aplica el 2do. choque consciente para su transmutación hacia energías superiores (el pasaje a fa 6, sol 3 y la 1) que dan la posibilidad de comprender desde el Centro Intelectual Superior.

Aquí resulta importante señalar que el trabajo de transmutación de las emociones sin antes haber generado la energía resultante del primer choque consciente sobre las impresiones, puede dar resultados nulos o hasta indeseables. Metafóricamente sería como perder el tiempo tratando de lograr fuego con la chispa sin contar con la cantidad ni la calidad necesarias del combustible adecuado.

Gurdjieff decía: “El segundo «choque» voluntario y la transmutación no se hacen físicamente posibles sino después de una larga práctica del primer «choque» voluntario, que consiste en el «recuerdo de sí» y en la «observación de las impresiones» que se reciben.”  Fuente: Fragmentos de una Enseñanza Desconocida, pág. 257 Capítulo IX.

*
*   *

Gurdjieff dijo: "La práctica de la no-expresión de emociones desagradables, de la no-identificación, de la no consideración interior, es la preparación para el segundo esfuerzo.”  Fuente: Fragmentos de una Enseñanza Desconocida, págs. 253 y 254 Capítulo IX.

Pero por muy buena que haya sido la indicación, siempre quedó pendiente la respuesta a la pregunta de: ¿eso cómo se hace? Desgraciadamente no sobrevivieron a Gurdjieff  mayores referencias escritas que indicaran  procedimientos prácticos y ejercicios que guiaran con pasos seguros a los practicantes de este conocimiento, por lo que estos se verán permanentemente obligados a una prolongada búsqueda interior que finalmente desembocará en la obligación de redescubrirlos con el riesgo de terminar degenerando el procedimiento por los excesos intelectuales propios de nuestras limitaciones personales.

El esfuerzo que crea el “segundo choque consciente” se aplica sobre las emociones negativas transmutándolas, lo que generará una insólita energía fina que hará posible una conexión correcta y permanente con las funciones propias  de lo que llamamos el Centro Emocional Superior.

Cuando el hombre logra contacto con el centro emocional superior experimenta nuevas emociones, nuevas impresiones, que hasta entonces le eran completamente desconocidas y para las cuales no tiene un vocabulario coherente con que describirlas, se experimentan vivencias cuya descripción se encuentra más allá de la sintaxis.

*
*   *

Algo más de lo mencionado por Gurdjieff respecto al “segundo choque conciente” fue: "El esfuerzo que crea este «choque» debe consistir en un trabajo sobre las emociones, en una transformación y mutación de las emociones. Esta transmutación de las emociones ayudará entonces a la transmutación de si 12 en el organismo humano. Ningún crecimiento real, es decir, ningún crecimiento de los cuerpos superiores en el organismo, es posible sin ella” Fuente: Fragmentos de una Enseñanza Desconocida, pág.256  Capítulo IX.



*
*   *


CUERPO ASTRAL, “DOBLE” O “CUERPO LUMINOSO”.

Diferentes nombres para un mismo hecho real, desde ángulos perceptuales diferentes.

Cada uno de los diferentes nombres hace referencia a diferentes cualidades que pueden ser observadas en el mismo hecho.

Cuando lo denominamos “cuerpo astral” estamos haciendo referencia a un segundo cuerpo que se formó a base de muchos esfuerzos concientes generadores de una energía más fina que la energía normal del cuerpo físico. Energía muy fina que además de haber sido producida ha sido conservada para formar poco a poco un segundo cuerpo energético en nosotros mismos, capaz de realizar todas las funciones que se consideran milagrosas o paranormales, tales como: videncia, clariaudiencia, visión a distancia, telepatía, curaciones milagrosas, levantamiento de pesos descomunales, bilocación, etc. etc. etc. Y muy especialmente los desplazamientos de la conciencia que han sido relatados por diversos escritores como “viaje astral”.

Aquí vale la pena citar textualmente lo que George Gurdjieff señala como una de las propiedades del “cuerpo astral” cuando dijo: “Los hombres que tienen un «cuerpo astral» pueden comunicarse entre sí, a distancia, sin recurrir a medios físicos. Pero para que tales comunicaciones lleguen a ser posibles, aquéllos deben establecer algún «lazo» entre sí.” Tomado de: “Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida”, autor P. Ouspensky, pags. 84, 85. Capítulo III, Ed. Hachette, 1972.

Cuando lo denominamos “El Doble”…. Las descripciones teóricas de un antropólogo que firmaba sus obras bajo el pseudónimo de Carlos Castaneda hacen referencia al cuerpo astral refiriéndose a el como “El Doble” y como “El Cuerpo de Ensueño” y cuando Florinda  Donner se refiere a la manifestación de las funciones superiores del “Doble” o del “cuerpo de ensueño, manifestadas dentro del cuerpo físico del practicante durante el estado de vigilia conciente, lo hace con la expresión “Ensoñar despierto” y utiliza esa expresión para describir los “milagros” que puede realizar el cuerpo de ensueño o “doble”.

Dentro de esas proezas o “milagros” se da especial importancia a la maravillosa expansión de la percepción y de la ampliación de la capacidad para comprender plenamente lo que se percibe desde un estado de percepción y comprensión amplificadas más allá de lo que nuestras más exacerbadas fantasías pudieran imaginar.

Cuando “ensoñamos despiertos” el “cuerpo astral” o “doble” se está manifestando simultáneamente con la manifestación biológica del cuerpo físico.

De ahí la posibilidad de realizar sobre este plano de lo común y corriente: proezas increíbles que desafían la razón humana.

 Aquí vale la pena citar textualmente la obra de Carlos Castaneda cuando se refiere al “doble” también llamado “el Cuerpo de Ensueño”:

Ø  -“Ser doble significaba, para los brujos que uno podía manejar el intento; estar en el lugar de la razón y el del conocimiento silencioso, alternativamente o al mismo tiempo.” (Fuente: El Conocimiento Silencioso)

Ø  -"Así que, al fin y al cabo, el procedimiento para llegar al cuerpo de ensueño es la impecabilidad en nuestra vida diaria." (Fuente El Fuego Interno)

Ø  -La definición de “impecabilidad” (en el libro El Arte de Ensoñar en la página 58) se señala así: “Ser impecable quiere decir poner tu vida en el tapete para respaldar tus decisiones, y hacer lo mejor de lo mejor para llevar a cabo esas decisiones. Si no hay decisiones en tu vida, la estás simplemente desperdiciando de una manera pueril.” 


¿Qué caso tiene reflexionar sobre ese segundo cuerpo de energía?

Pues es tan simple como el hecho de que si alguien quiere llegar a eso que se denomina “LIBERTAD TOTAL”, debe generar o poseer un poderoso cuerpo energético que lo haga posible.

Por lo tanto es importante dedicarse totalmente y a tiempo completo a la generación de energía fina para nutrir al “doble” y dilucidar con toda la claridad que nos sea posible, la conducta y los cuidados necesarios para el cuerpo físico a fin de servir plenamente como “aparato generador” de energías finas, cada vez más finas. Y encontrar los mecanismos para conservar y no perder esa energía fina que tanto esfuerzo cuesta obtener.

Ya que en este proceso están en juego: nuestra posibilidad de vida eterna en conciencia, o la muerte recicladora con su carácter involutivo al que somete no nada más a la conciencia sino a la totalidad del ser antes vivo.

EN CONCLUSIÓN:

La importancia de vivir todo el tiempo que nos sea posible en un estado de conciencia lúcida, de conciencia despierta, en la que generemos a través de los esfuerzos concientes, mucha energía fina, y que aprendamos a no desperdiciarla en rutinarias emociones negativas. Nos lleva a entender la utilidad que para este fin, representa el hecho de vivir ahorrando y generando energía fina. Esto puede encontrar un medio externo de apoyo diario que no resulte monótono o aburrido si vivimos generando conscientemente círculos virtuosos y desactivando círculos viciosos, tema que desarrollaremos mas adelante. Es importante recordar siempre que esta actividad es un buen pretexto para ejercitarnos y practicar la generación de energía fina dentro de nuestro ser.

Este libro propone una opción más que se ofrece gratuitamente para beneficiar a los seres humanos que intentan con todas las fuerzas de la totalidad de su ser: pasar a la LIBERTAD TOTAL. Sea lo que sea eso, o lo que usted pueda imaginar y suponer.



*
*     *


4 comentarios:

  1. Tendrás algún correo o medio para contactarte sobre algunas preguntas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un buen medio de contacto para preguntas-respuestas-propuestas-comentarios. Supongo que este medio es el apropiado para intercambiar experiencias sobre estos temas.

      Eliminar